TRINI & DUF
Somos Chilenos que vivimos en Chicago y aunque en nuestro país no se utiliza el concepto de destination wedding decidimos arriesgarnos y poder lograr de nuestra boda algo realmente inolvidable, por eso después de una larga búsqueda por distintos lugares de America, Oaxaca nos fue enamorando poco a poco, primero con la belleza de su ciudad, arte y sobre todo su deliciosa comida y luego lo diferente y mágico que una boda puede llegar a ser ya que tiene rituales que nosotros jamás habíamos visto como la grandiosa "Calenda".

En un principio queríamos hacer toda la organización de la boda nosotros, pero a pocos días de viajar por primera vez a Oaxaca, nos dimos cuenta de que por internet era muy difícil obtener cada una de las referencias o datos de proveedores profesionales, como decorador, dj, peluquero etc...

Pero tuvimos la suerte que nuestra fotógrafa nos recomiendo a Friderike y Holly que nos entregaron un servicio excelente de principio a fin, fue realmente impresionante como en un fin de semana ya teníamos la mayor parte de la boda organizada.

Para nosotros fue muy difícil viajar juntos la primera vez, entonces yo como novia tuve que partir dos días antes a juntarme con las chicas y poner en marcha la organización de todo.

Friderike estaba esperando por mí en el aeropuerto de Oaxaca y me llevo directo al hotel, donde partimos rápidamente con las distintas reuniones para ir conociendo que servicios podían estar en nuestra boda, fue todo super intenso pero mejor imposible ya que la mayoría de mis amigas demorar meses en tomar decisiones y escoger los detalles, pero Holly y Frederike son muy rápidas y supieron profesionalmente conocer mis gustos, sin perder el tiempo ofreciendo cosas que no estaban en nuestro presupuesto o que simplemente no me gustaran. También algo que me hizo sentir muy cómoda con su trabajo es que ellas aconsejan según su experiencia y no imponen nada.

Un buen ejemplo de su trabajo, fue el momento en que me llevaron a ver a Byt Band en vivo, ya que teníamos ganas de contratar esa banda para la fiesta, pero era muy difícil conocer el estilo de música y show solo por video y esa banda fue uno de las cosas que más les gusto a nuestros invitados. Es genial poder tener mayor conocimiento de lo que contrataríamos y conocer a la gente que estará trabajando para tu boda.

Creemos que es fundamental en una wedding planner que exista esa empatía con los novios y por otra parte conozcan el mercado de las bodas a la perfección.

Jamás se nos habría ocurrido lo hermoso y perfecto que salió todo y pudimos disfrutar al 100% cada uno de los días que estuvimos en Oaxaca ya que ellas nos entregaron una confianza infinita y se hicieron cargo de todos los detalles.
Trinidad Hertz
Chicago
trinihertz@gmail.com